Al 26 de febrero de 2020: Dólar Venta BCB: 6,96 Dólar Compra BCB: 6,86 €/$us: 0.92132 Bs/euro: 7.44584 UFV: 2.33814 Peso Argentino/$us: 61.83840 Yen/$us: 111.63000 Real/$us. 4.39220 Oz.Troy Oro $us: 1,645.75000 Oz.Troy Plata $us: 18.56680

 
El ministro de Obras Públicas, Iván Arias, anunció la suspensión de obras en la línea amarilla del Tren Metropolitano ante la oposición de instituciones de la sociedad civil de Cochabamba a las ocho alternativas propuestas.

"Nos han dicho que si el Gobierno continúa con esta línea amarilla, hay amenazas en Cochabamba", precisó el ministro Arias respecto al principal obstáculo para proseguir el proyecto del Tren Metropolitano en este segmento.

"Quiero sentar precedente, hice firmar estas actas, porque si no se hace la línea amarilla, no es culpa del Gobierno, sino porque los cochabambinos lo están pidiendo", aclaró la autoridad.

Arias dijo que desde el momento en que asumió el Ministerio de Obras Públicas, intentó buscar soluciones viables al proyecto y en especial a la línea amarilla, pero que no le quedó otra alternativa que dejar en suspenso las obras, debido a que las instituciones las consideran, parcial o totalmente inviables.

"Esto no quiere decir que aquí está tomada la decisión. Debo informar a la Presidenta y al ministro de Economía para ver qué hacemos en adelante", dijo.
   
El Ministro admitió que le fueron presentadas otras alternativas, además de las ocho, ya examinadas en diferentes foros regionales, como el reemplazar la línea amarilla por un teleférico.
 
"Por supuesto que existen alternativas, como las de construir un teleférico, pero eso es hacer otro proyecto", sostuvo Arias.

En cuanto a la decisión final, la autoridad dijo que esta debería darse a la brevedad posible, en virtud de los plazos perentorios del contrato con la empresa Joca Molinari y la Sociedad Accidental Tunari.

"He convocado a esta conferencia de prensa para dejar muy claro que he escuchado a las instituciones y hay un "no" contundente a que se haga la línea amarilla", dijo.

    De acuerdo a la información brindada por el coordinador de la Unidad Técnica de Ferrocarriles, Limbert Illanes, una eventual suspensión del proyecto supondría para el Estado boliviano, cancelar 7 mil dólares por día de retraso. 

Construcción